miércoles, 30 de enero de 2013

El Triunfo de la Voluntad

                                 Poster propagandístíco de la película "El Triunfo de la Voluntad" de Lehni Riefenstahl[1]


El Triunfo de la Voluntad.

Un día como hoy hace ochenta años el Nacionalsocialismo se impuso en Alemania. Como el río que poco a poco va tomando fuerza y labrando su cauce, el Nacionalsocialismo logró triunfar políticamente gracias a la constancia, esfuerzo, trabajo, sacrificios, pero sobre todo por la voluntad de sus militantes. En el marco de esta conmemoración Visión Blanca desea realizar un homenaje a la altura de lo celebrado, así pues, el presente artículo no contendrá la transcripción de hechos históricos que pueden investigarse fácilmente en la web; a cambio en el presente texto profundizaremos sobre temas y polémicas relevantes para nuestro movimiento. Como si todo esto fuera poca cosa, queremos aprovechar la ocasión para que la presente entrada marque un parteaguas en el estilo y devenir de Visión Blanca, por ello, a lo largo del texto esbozaremos parte de los grandes cambios que planeamos para este año entrante.

Antes de entrar en materia y primero que nada, queremos aclarar que no es nuestra intención difamar, calumniar o atacar de ninguna forma a las personas u organizaciones mencionadas en este artículo. Respetamos el derecho a la privacidad de los demás al no mencionar a nadie (salvo a figuras públicas), y el hecho de hablar sobre otras organizaciones o posturas políticas se encuentra amparado por nuestro derecho a la libertad de expresión, mismo que no vulnera derechos de terceros.
Hacemos esta aclaración porque es necesario referirnos a otros personajes y movimientos para contrarstarlos con nuestro movimiento, y nuestras influencias. 


El Orgullo es un Arma.

Habiendo aclarado lo anterior, como punto de partida hablaremos sobre un valor fundamental para nuestra ideología: EL ORGULLO. No por nada Hitler arengaba en sus primeros discursos con la siguiente frase "EL ORGULLO ES UN ARMA". Dicho valor es tan importante que incluso es un factor determinante para marcar la diferencia entre un Nacionalsocialista y un nacionalista blanco a secas. No toda persona orgullosa de ser blanca es Nacionalsocialista, existen muchas organizaciones e individuos que luchan por la existencia de la raza blanca sin adoptar los valores e ideología Nacionalsocialista u otras ideologías políticas afines, como el fascismo; situación que desde luego no demerita el orgullo que sienten y su forma de expresarlo, ya que es un sentimiento auténtico. Sin embargo, esos nacionalistas blancos o personas que simple y sencillamente se sienten orgullosas de su ascendencia indoeuropea, son una minoría. La gran mayoría de individuos y organizaciones que se asumen como nacionalistas blancos, pro blancos, o simplemente como personas orgullosas de su linaje europeo son una especie de pacifistas que se asumen como santurrones inmaculados, pero que esconden "oscuros" pasados (ex miembros del ku klux klan, neonazis, supremacistas y demás posturas "extremistas"), o bien "nacionalsocialistas" encubiertos que han optado por replegarse al clóset [2]. A diferencia de quienes auténticamente no tienen que ver con el nacionalsocialismo estos últimos son unos hipócritas. A veces la vida te golpea en la cara con una bofetada de ironía, resulta paradójico que muchas minorías tales como los homosexuales puedan salir a la calle orgullosos de lo que son y de la inmundicia que representan [3], mientras que muchos de los que se asumen como herederos de el movimiento más glorioso que ha visto la luz sobre Europa se estén replegando al clóset. 

El orgullo es un valor fundamental en nuestra escala axiológica, pero también la carencia de orgullo ha sido la principal causa del declive de nuestra raza. Muchas veces la mayor fortaleza de alguien es también su mayor debilidad, aseveración que aplica como anillo al dedo para nuestra raza. No ha sido el judío, el marxismo, o las rebeliones de los pueblos de color los principales causantes de nuestra desgracia, pensar que así  lo es implicaría que la solución no está en nuestras manos (a fin de cuentas si la culpa es nuestra, está en nuestras manos cambiar nuestra fortuna). Que muchos WASP (White Anglo Saxon Protestants) millonarios, propietarios (así como muchos hermanos blancos adinerados provenientes de otras culturas) de muchos medios de comunicación que se asociaban o se han asociado con judíos para vomitar contenidos nocivos para nuestra raza, se vendan al oro hebráico por falta de orgullo hacia su herencia y tradiciones habiendo podido rechazar sus ofertas a cambio de dignidad [4], es un claro ejemplo de que la situación que estamos viviendo radica primordialmente en la pérdida del orgullo. 

Desde luego que, aunque nuestra situación haya sido provocada por nosotros mismos, nuestros enemigos  cual parásitos se han aprovechado de la decadecia en la que vivimos, para enquistarse en nuestras sociedades y provocar nuestra caída más rápidamente. Aquí entra en juego uno de los principales problemas a los que tenemos que enfrentarnos: "LA CULPA BLANCA", que no es otra cosa más que el sentimiento de vergüenza o carga, respecto de nuestra historia. Es aquí precisamente donde el judío hace su aparición, puesto que ha sido el lobby judío el principal promotor del aludido sentimiento de culpa, mediante una inversión de la escala de valores en las sociedades blancas. Parafraseando a Nietzsche [5], todo lo que antes era bueno: el valor, la honorabilidad, la fuerza, incluso la imposición por la fuerza (la voluntad de poder), ha pasado a ser lo "malvado"; y todo lo que se percibía como malo (el servilismo, el pacifismo, lo estático, la debilidad), ha pasado a considerarse como lo "bueno". Ésta inversión de valores en contravalores no es algo reciente, desde hace milenios la moral que eleva al esclavo en un pedestal, ha estado minando los pilares fundamentales donde se yergue la civilización occidental. Sentir culpa de ser blanco (y todo lo que ello significa) es tan estúpido como sentir culpa de haber nacido en el seno de una familia adinerada; nadie escoge en que contexto va a ser traído a la vida, si a uno le toca nacer en mejores condiciones que otro, ya sea porque nace en el seno de una familia adinerada, o porque nace en el seno de una familia de raza superior [6], no tiene porque sentir culpa de haber nacido bajo esas circunstancias, ni pena por los que no las comparten [7].

Nuestros antepasados esclavizaron, mataron, quemaron, destruyeron, y sometieron a otras civilizaciones, ¿qué tiene de malo eso? Toda raza o pueblo sano tiende al supremacismo y a imponerse sobre otros pueblos o razas, eso es ley de vida [8]. Por otra parte, no somos la única raza que se comportó así en el pasado, los asiáticos fueron famosos por el nivel de brutalidad que desarrollaban al someter a un pueblo enemigo, los amerindios eran sanguinarios y sometían a la esclavitud a pueblos rivales; pero por otro lado, nuestra raza ha sido la productora de las más grandiosas obras sociales, culturales y tecnológicas sobre la faz de este mundo (en  Grecia y Roma, la cuna de la civilización occidental, mientras se desarrollaban las matemáticas, la ingeniería, la arquitectura, o las artes; al mismo tiempo existía la esclavitud y los romanos se divertían a costa del sufrimiento ajeno en los circos). Nada de lo que existe en nuestro pasado representa algo malo para nuestra escala de valores, aunque es algo "malvado" a la vista de otras razas, especialmente  para el pueblo judío. El pueblo judío es el único que parece no haber vivido con una moral de señores porque siempre estuvo sometido, por ello desarrolló un sistema axiológico dentro del cual todo lo que implicara sometimiento representara algo malvado, y el servilismo propio del esclavo algo paradigmático. Paradójicamente, el pueblo judío ahora está ávido de someter a otros pueblos, esto se explica por lo que ya se mencionó anteriormente respecto a que el impulso de imponerse es algo natural para un pueblo sano. Si el lobby judío quisiera imponerse sin más, no podría haber crítica alguna a sus aspiraciones, puesto que nosotros también deseamos imponernos como raza; lo criticable en el judío es que mientras se impone a través de la fuerza, por otro lado sigue sosteniendo su escala axiológica y vendiendo la imágen de que son un pueblo de inocentes corderos que han sufrido injustamente a lo largo de la historia. En síntesis, si el judío o en menor medida un pueblo de color[9] aspiran a imponerse o se imponen, eso está bien; pero si una nación blanca aspira a imponerse, se trata de algo perverso.

Así pues, puede concluirse de lo anteriormente expuesto que toda estrategia para conservar nuestra raza que no esté sustentada en desenterrar del corazón de nuestros hermanos blancos el orgullo por pertenecer a nuestra raza, está condenada al fracaso. No se puede despertar el orgullo hacia algo evitando su pasado. Muchas organizaciones de "nacionalsocialistas" políticamente correctos que se han replegado al clóset proclaman que su objetivo es despertar el orgullo de pertenecer a nuestra raza entre nuestros hermanos blancos dormidos, pero hacen todo lo posible para mantener oculto nuestro pasado, ¿cómo van a despertar el orgullo de nuestra gente haciendo eso?


Definiendo Posiciones. Odiar No es un Crimen.

Como se mencionó en párrafos anteriores, no todas las personas y organizaciones que pelean por la raza blanca son Nacionalsocialistas. Pese a que tenemos fines en común, muchas cosas nos diferencían, incluso en menor medida nuestros objetivos y finalidades. Para que nuestros lectores sepan con claridad que postura abrazamos, las describiremos brevemente y recurriremos a un par de esquemas que servirán para dejar en claro todo este asunto.

Es evidente que tanto Nacionalsocialistas como nacionalistas blancos en general (identitaristas, orgullosistas, pro blancos, etc.) tenemos un fin común, que es luchar por la raza blanca, así que no ahondaremos al respecto. Sin embargo como ya se dijo, incluso en cuanto a los objetivos y finalidades existen diferencias. Primero que nada, nosotros como Nacionalsocialistas no estamos luchando para salvar a la raza blanca ¿salvarla de qué? No somos focas que deban ser salvadas de la extinción, ni somos "white peace", digo, Greenpeace, como para andar luchando por salvar la vida de inocentes creaturitas. Si nuestra raza necesita ser salvada, no vale la pena luchar por ella, pues está condenada de antemano a su extinción. Es cierto que el decrecimiento demográfico, el mestizaje, la inmigración y demás situaciones conexas hacen mella en cuanto a la cantidad de gente blanca que habita este mundo, lo que también es preocupante, pero vamos ¿desde cuándo lo cuantitativo ha resultado tan importante? El pueblo judío no es ni la tercera parte de lo que somos actualmente
[10], y su existencia demográficamente está garantizada ¿cómo puede ser esto posible? Sencillo, puede que los judíos sean pocos a comparación nuestra, pero tienen un sentido de orgullo, pertenencia e identidad muy arraigados, situación que los hace inmunes ante el mestizaje [11], inmigración, etc. Lo que necesita nuestra gente no es ser salvada del precipicio, sino despertar de su sopor. Si fuésemos un organismo moribundo, más valdría que alguien nos diera una ayudadita para bien morir, antes que aferrarnos a una vida donde vamos a continuar dando pena. Alguna vez uno de esos "nacionalsocialistas" de clóset nos respondió a éste argumento de la siguiente forma: "no se puede promover el orgullo si antes no garantizas la existencia de nuestra raza" (respuesta en clara alusión a la máxima de David Lane: "Debemos Asegurar la Existencia de Nuestra Raza y un Futuro Para Nuestros Niños Blancos"), a lo que pensamos ¿qué habrá significado para David Lane eso de "garantizar la existencia"? Haciendo a un lado el hecho de que David Lane era un Nacionalsocialista que jamás renegó de ello, ni lo escondió, y que "The Order" era una organización explícitamente Nacionalsocialista, lo que hace que resulte bastante hilarante que individuos y organizaciones que se quieren desligar del Nacionalsocialismo se basen en él; estamos convencidos de que David Lane nunca quizo que la existencia de nuestra raza se garantizara a través de ponernos en el papel de víctimas, dando lástima por todos los rincones a donde vamos y clamando que se nos salve de la extinción. Esto no necesita mayor demostración que la vida del propio David Lane, quien conozca su vida y su obra, sabrá que estamos en lo cierto [12].

Otra de las diferencias importantes entre Nacionalsocialistas y los nacionalistas blancos son los valores y estilo que manejamos. Mientras que para una gran cantidad de nacionalistas blancos todo se resume en "conservar la raza", lo que en muchos casos deviene en un materialismo biológico; el Nacionalsocialismo en cambio es una forma de vida que si bien es cierto gira en torno a la raza, implica mucho más. Los nacionalistas blancos pueden o no pugnar por el orden, la pulcritud, el honor, la comunidad; en cambio un Nacionalsocialista además de luchar por la raza blanca, lucha por una sociedad ordenada, limpia, honorable, y algo muy importante, lucha por el sentido de comunidad. Ésta es una diferencia importante y trascendental, mientras el nacionalismo blanco muchas veces degenera en individualismo, el Nacionalsocialismo promueve una fuerte raigambre social.

A continuación mostraremos un par de esquemas basados en la clasificación de movimientos nacionalistas propuesta por el camarada Ricardo Urista en su obra "Nuestra Visión".

Clasificación del Nacionalsocialismo como movimiento nacionalista: Promueve un movimiento social-comunitario de tipo etnocéntrico, por su naturaleza jurídica es un nacionalismo de tipo étnico, es un movimiento de tercerposicionistas en relación a su posición en el espectro político, y es un movimiento supremacista o separatista por el tipo de estrategia que usa para consolidarse.


Clasificación genérica del fenómeno de los movimientos "Nacionalistas Blancos", "Operación Mantra", "Orgullosismo Blanco", etc.: La mayoría son movimientos que por su espectro político se ubican a la derecha; son movimientos nacionalistas étnicos; no promueven movimientos social comunitarios, a cambio promueven el individualismo; y generalmente son movimientos de tipo separatista por la estrategia que usan para consolidarse.


Un Nacionalsocialista no tiene la obsesión por caerle bien a todo el mundo o por parecer políticamente correcto en todos lados. Somos como somos, le guste a quien le guste y no vamos a cambiar. No tenemos que aparentar ser santos inmaculados, hippies, buena onda, para hacer que nuestro ideal triunfe. Parafraseando a Hitler, "Los grandes acontecimientos históricos siempre han sido producto de minorías decididas". En el último de los casos, Tom Metzger tiene razón con lo que siempre ha sostenido al respecto: "ODIAR NO ES UN CRIMEN".

 


Desarticulando el "Mantra".

Hace algunos meses prometimos volver a tratar sobre "Operación Mantra" con mayor profundidad, ha llegado el momento de hacerlo. A principios del año pasado tratamos el tema en nuestro artículo Bob Whitaker, Operación Mantra, y la Pérdida de Dignidad en las Filas del Identitarismo Blanco. , cuyo contenido nos parece una valoración correcta pero incompleta del fenómeno a tratar. Para profundizar más, empezaremos recapitulando sobre las cosas positivas del "Mantra", para dejar en claro que ésta no es una crítica destructiva, sino una crítica que pretende orientar la opinión de nuestros hermanos blancos para que no desperdicien su tiempo en estrategias inútiles.

Bob Whitaker tiene razón en muchas cosas que sostiene. Como lo señalamos anteriormente su analogía respecto a que somos los nuevos herejes es algo más que correcto, así mismo, el "Mantra" o como nosotros preferimos llamarle "la estrategia discursiva Mantra" sirve para poder refutar argumentos contrarios bajo determinadas condiciones. Incluso hemos de aceptar que hemos utilizado el slogan "Antirracista es una palabra en clave para antiblanco" en alguna discusión que hemos sostenido con "antirracistas". El problema se inicia cuando se empieza a percibir a "Operación Mantra" como la panacea de las estrategias identitarias. En seguida ahondaremos en eso.

Uno de los videos que circulan por la web respecto a "Operación Mantra" menciona la historia de esta estrategia. El video explica que fue desarrollada por Robert Whitaker cuando trabajaba para el gobierno federal americano, como un plan para minar las bases ideológicas de la URSS a través de la programación neurolingüística. Hasta ahí va todo bien, pero luego se da a entender que la URSS cayó gracias a que Whitaker y su Mantra debilitaron sus cimientos ideológicos... ¡Por favor!, quien de verdad crea eso debe ser examinado por un médico psiquiatra. La URSS no se derrumbó gracias a las maquinaciones de un burócrata del gobierno americano, es más que sabido que hubieron miles de factores que contribuyeron para el desenlace final del régimen comunista soviético, entre ellos y por no mencionar otros, los problemas macroeconómicos causados por la inversión en armas, la presión internacional, la inestabilidad en la cúpula del Partido Comunista, la presión interna (la cual definitivamente no fue obra de Whitaker), y desde luego, todo lo que se estuvo moviendo tras bambalinas y nunca se conoció públicamente, nos referimos al hecho de que la conspiración judía había pactado desde décadas atrás que el brazo duro de la revolución mundial sería relegado por su gemelo sutil. Así como la URSS no se derrumbó porque un montón de rusos repitiesen como idiotas día y noche oraciones que un burócrata americano ideó, nuestra raza no va a salir de su miseria gracias a que un montón de enajenados repitan como locos día y noche ese tipo de oraciones. Recientemente nos topamos con un artículo que afirmaba que un pequeño grupo de "mantreros" de Suecia habían impedido que se desarrollara un festival antirracista en esas latitudes, dicho artículo sostenía que los "mantreros" gracias a publicar como idiotas día tras noche frases como "antirracista es una palabra en clave para antiblanco" impidieron que miles de antirracistas se congregaran. Si el relato es cierto, habría que pensar en que clase de idiotas descerebrados eran los antirracistas para haberse disuadido de organizar un festival por frases repetidas hasta el cansancio en internet, vamos que ni un niño de primaria se amadrenta con eso.

Ahora bien, el panorama respecto a la efectividad del Mantra tampoco es muy alentador. Nos hemos dado cuenta que quienes usan el mantra, dejan de razonar. El Mantra limita todo trabajo intelectual. Cuando un "pro blanco" se ve orillado a debatir con un "antirracista" utiliza el Mantra cual recurso de niño berrinchudo: "no te oigo, soy de palo, tengo orejas de pescado". No se puede debatir (ese es el propósito, de hecho), pero  más que representar un recurso exitoso, limita la capacidad intelectual de quienes lo usan, y hace que sus operadores queden como geeks idiotas frente a sus detractores. Por otra parte, la estrategia que analizamos está basada en posturas falaces, como la aseveración de que el perfil bajo es el único camino que existe para el éxito. Hemos escuchado hasta el cansancio de parte de los "pro blancos del Mantra" que el Nacionalsocialismo es un espantajo del pasado que sólo trae problemas, además de que es un estorbo para el movimiento, etc.; esto más que ser una verdad, se debe a que los "pro blancos" han optado por el camino fácil, desprovisto de sacrificios (prefieren "salvar" a la raza blanca desde la comodidad de un sofá, repitiendo como macacos "antirracista es una palabra en clave para antiblanco" las 24 hrs. del día a través de redes sociales; que arriesgarse y sacrificarse verdaderamente por nuestra raza). Si lo que dicen fuese verdad, ¿cómo explicarse que el National Front o Blood & Honor hayan atraído a tanta gente, considerando que la consciencia histórica del pueblo inglés durante la época del auge de esos movimientos estaba muy fresca?, ¿cómo explicarse que nietos y bisnietos de soldados del ejército rojo en Rusia estén levantando la diestra en alto?, ¿cómo explicarse que miles de alemanes del NDP se agrupen en torno a viejos estandartes? Pero lo peor de todo es que el contexto del Mantra y el "pro blanquismo" entorpecen el objetivo para el cual fueron pensados. Si el mayor problema de nuestra raza es haber perdido el orgullo, colocándonos en la posición de víctimas para dar lástima a todos quienes nos vean, no es la mejor forma para recuperar el orgullo perdido.


Como si todas éstas críticas fuesen poco, hay otra cuestión que resulta repulsiva respecto del "pro blanquismo", que es la hipocresía. Muchos "neonazis" de clóset son supremacistas en sus casas (de esos que hacen chistes de negros y les gustaría un mundo exclusivamente para nuestra raza), pero compiten con la Madre Teresa de Calcuta en el ámbito político. Ese nivel de hipocresía es repulsivo, rayano en lo hebráico, y ciertamente no existe mucha diferencia entre judíos y "pro blancos" hipócritas, salvo que, el judío es el maestro de la hipocresía y por ello es inmune a su propio veneno. Fue el pueblo judío quien invirtió la escala de valores en nuestra sociedad occidental, pero ahora que han acumulado poder no aplican para sí mismos ese sistema axiológico. El judío puede ir dando lástima por la historia, esa es la imágen que quieren venderle al mundo, pero en realidad no se lo creen (realmente son supremacistas, se imponen por el poder, etc.); en cambio los "pro blanquistas" piensan que imitar al judío (jugar su juego) y convencer a nuestra gente de ir dando lástima es la forma en la que vamos a triunfar. No se dan cuenta de que "hablar en la lengua del enemigo" no es otra cosa que: transformarse en un inerme borrego en un mundo donde está bien visto ser cordero, porque así lo impusieron unos lobos disfrazados de borregos. Al judío jamás se le va a poder ganar en su juego, porque ellos hicieron las reglas. Para desligarse de esta realidad, alguna vez uno de esos "pro blancos" utilizó una frase de Hitler para justificarse: "El objetivo por el cual tenemos que luchar es el de asegurar la existencia y el incremento de nuestra raza y de nuestro pueblo... Todo pensamiento y toda idea, toda enseñanza y toda sabiduría, deben servir a ese fin. Todo debe ser examinado bajo ese punto de vista y utilizado o desechado según la conveniencia. Así es como no existe teoría que se pueda imponer como doctrina de destrucción, pues todo tiene que servir a la vida". Extracto del "Mein Kampf que desde luego nos parece correcto, aquí la pregunta que cabría a hacerse es, ¿Hitler estaría de acuerdo en que el fin justifica los medios, si los medios empleados son similares a los de los judíos? Nosotros creemos que no. El "pro blanquismo" se ha transformado en una estrategia tan parecida a las tácticas hebráicas,  que en lugar de decir las cosas como son, es decir, que nuestros enemigos son los judíos, el marxismo, etc., han preferido agruparlo todo en el concepto ambiguo de "antirracista". A veces parece que "pro blanquistas" y judíos se rasgan las medias en una interminable guerra por convencer al mundo de que cada bando es el más virtuoso, mientras que el otro es el más perverso (el más racista).

Otra situación que el Mantra no toma en cuenta es el hecho de que sus planteamientos suenan muy bien, pero no ofrece soluciones para los problemas que dice resolver. El mundo está sometido a grandes influjos migratorios (ahora más con los gobiernos multiculturales), así pues, tenemos a negros viviendo en Europa, amarillos viviendo en América, etc. Suena muy bien eso de "África para los africanos, Asia para los asiáticos, Europa para los europeos, etc." pero si los mantreros piensan que van a hacer que los africanos que han vivido durante generaciones en América vuelvan pacíficamente a África están equivocados. Los desplazamientos humanos (sobre todo los que conllevan desplazamientos forzosos) implican violencia ¿Acaso creen los adeptos del Mantra que van a convencer con ramos de flores a los africanos para volver pacíficamente a África?

Puede que para personajes con aspiraciones y prospectiva política serias como el Dr. David Duke le beneficie hasta cierto punto utilizar ese tipo de estrategias. Si su triunfo se va a medir con base en las urnas, no parece mala idea utilizar cualquier medio para conseguir triunfos electorales; pero flexibilizarse y mandar al carajo los ideales para atraer a tres pelagatos a tu organización de garage es una abominación. Aún así, una excesiva flexibilidad ha sido criticada por personajes como Tom Metzger, quien ha tildado de vendido a David Duke.

Caricatura ridiculizando a David Duke por su estilo "políticamente correcto" que apareció en una publicación de WAR (White Aryan Resistance) de Tom Metzger. La caricatura expuesta no representa la opinión de Visión Blanca sobre el Dr. Duke.

Existe una diferencia importante entre la propaganda y la mercadotecnia política. Si tuvieramos que definirlas a cada una, de manera chusca, la mejor forma sería la siguiente:

-Propaganda: Es la capacidad de vender una idea, convenciendo a la gente de que tal o cual cosa es correcta o incorrecta.

-Mercadotécnia Política: Analizar la clase de mierda que le gusta a la gente para empezar a producirla y vendérsela.

Ésta diferencia es esclarecedora. Mientras al Nacionalsocialismo le importa un carajo la porquería que le gusta a la gente, e impone incluso por la fuerza valores que son necesarios para la sociedad; el "pro blanquismo" adopta la mierda que le gusta a la gente, para poder ganar más adeptos (como por ejemplo, hacer campañas con memes). A la larga quien adopta mierda para caerle bien a la gente, va acabar hundido en inmundicia y no va a poder diferenciarse de ella. 


Nuestro Derecho a Asumirnos Como Racistas. ¿Tiene Algo de Malo el Sentirse Superior?

Los "pro blanquistas" rechazan ser denominados racistas. Resulta paradójico que el slogan más conocido de Operación Mantra: "Antirracista es una palabra en clave para antiblanco", da a entender lo contrario. ¿Si antirracista es una palabra en clave para anti blanco, racista es una palabra en clave para blanco? 

Los adeptos del Mantra sienten una obsesión enfermiza por negar que son racistas públicamente, aunque en la intimidad de sus casas hagan chistes de negros o duerman bajo sábanas de esvásticas; mientras por otro lado acusan a los "antirracistas" de ser racistas... Menudo enredo que han creado por caerle bien a la gente. Como es de esperarse los mantreros evitan cualquier relación con el Nacionalsocialismo, pero hay algunos a quienes les gana la melancolía respecto a sus viejas ideas y han querido argumentar que la ideología hitleriana jamás fue una ideología racista. Desde luego que esas aseveraciones no tienen sustento, pero analicémoslas para que nuestros lectores saquen sus propias conclusiones. Los principales argumentos que utilizan para sostener que el racismo no es propio del Nacionalsocialismo son los siguientes:

1.- El término "racista" es una invención del marxismo, por ende del judaísmo.

2.- Hitler nunca menciona la palabra "racista" en el Mein Kampf.

3.- Nadie llama "racismo" a sus propias ideas y su única aplicación es a un conjunto de ideas consideradas falsas y malas, entonces no tiene otro uso que como palabra peyorativa.

Antes de analizar a detalle dichos argumentos, profundicemos un poco respecto al término "racismo". Según la Real Academia de la Lengua Española, racismo se define como:

racismo.
1. m. Exacerbación del sentido racial de un grupo étnico, especialmente cuando convive con otro u otros.
2. m. Doctrina antropológica o política basada en este sentimiento y que en ocasiones ha motivado la persecución de un grupo étnico considerado como inferior.

Si nos sujetamos a esa definición, la misma no es contradictoria respecto la escencia del Nacionalsocialismo, incluso parece que está definiendo al mismo. El Nacionalsocialismo promovió la exacerbación del sentido racial de nuestra raza, y fue una doctrina política basada en ese sentimiento, la cual sin ninguna pena podemos admitir que provocó y ha provocado la persecución de grupos étnicos considerados como inferiores.

Aqui es menester hacer la aclaración de que no es lo mismo racismo que discrminiación racial. Mientras el racismo es un sentimiento exacerbado de orgullo a pertenecer hacia una raza, la discriminación racial es el odio irracional hacia una raza manifestado a través de actos que niegan el acceso a ciertos derechos a determinado grupo étnico. Este punto es bastante controvertido, porque así como para muchos un negro tiene los mismos derechos que un inglés (de raza) en Inglaterra, para muchos otros (como nosotros) un negro no tiene los mismos derechos que un descendiente de anglosajones, aunque el negro ostente la nacionalidad inglesa. Incluso en Wikipedia, en el artículo "Racismo" se hace ésta aclaración con otros términos: "El racismo suele estar estrechamente relacionado y ser confundido con la xenofobia, es decir el "odio, repugnancia u hostilidad hacia los extranjeros". Sin embargo existen algunas diferencias entre ambos conceptos, ya que el racismo es una ideología de superioridad, mientras que la xenofobia es un sentimiento de rechazo; por otra parte la xenofobia está dirigida sólo contra los extranjeros, a diferencia del racismo". Como puede apreciarse de esta aclaración, sentirse superior no es lo mismo que odiar ¿Qué de malo hay en sentirse superior?

Volviendo a los argumentos utilizados por los "nacionalsocialistas" de clóset, procedamos a analizar el primero, es decir, "el término "racista" es una invención del marxismo, por ende del judaísmo". Este argumento pretende sustentarse en el supuesto hecho de que el registro más antiguo del término "racismo" se encuentra en la obra del judío, homosexual y marxista, Magnus Hirschfield, "Racismo", 1938 (en realidad escrita entre 1933 y 1934). Primero que nada, cabe señalar que esa información proviene de la edición en inglés de Wikipedia, que a su vez se basa en el Oxford English Dictionary para señalar las fechas más probables para la aparición del término "racista" en el idioma inglés. Bajo este tenor, el Oxford English Dictionary refiere que el término "racialismo" fue utilizado por primera vez en 1907 en el idioma de Shakespeare. El artículo de Wikipedia continúa, aclarando que el registro más antiguo de la contracción "racismo" en el idioma inglés se remonta a la definición del término que apareció en la edición del Oxford English Dictionary en 1936, seguida por la traducción que se hizo del trabajo de Hirschdielfd en 1938. Así mismo, también se atribuye la acuñación del término "racismo" en 1936 al fascista americano Lawrence Dennis. Los mantreros concatenando esta serie de datos han llegado a la conclusión de que la obra de Hirschfield representa el registro más antiguo del término "racista" (porque si bien su traducción al inglés se remonta a 1938, el libro fue escrito entre 1933 y 1934), concluyendo que el mismo es un término judío. Lo que estos apóstoles del Mantra omitieron es que el artículo de Wikipedia del cual basan toda esta serie de conclusiones, se refiere a las primeras apariciones del término en el idioma inglés sólamente. Resulta que en la entrada "Rassismus" de Wikipedia en alemán se cita la obra de Théophile Simar "Estudio Crítico de la Doctrina de la Raza Durante el Siglo XVIII, y su Expansión en el Siglo XIX", de 1922, como el primer registro de los términos "racista" y "racismo". Por lo menos diez años antes de que Hirschfield escribiera su libro, el término racista ya había sido empleado por Simar, un autor belga. Es cierto que el texto de Simar es una crítica contra el creciente clima racista que se estaba viviendo en Alemania de la época, pero Simar no era ni comunista, ni judío; de esta manera el término "racista-racismo" no tiene un origen hebráico o zurdo. Camaradas Nacionalsocialistas siéntanse libres de asumirse como racistas, al hacerlo no reivindican ningún término que haya sido inventado por judíos o marxistas.

Una vez desacreditado el primer argumento es tiempo de hacer lo propio con el segundo argumento, es decir, con el que afirma que: "Hitler nunca menciona la palabra "racista" en el Mein Kampf." Ningún camarada Nacionalsocialista de habla hispana nos dejará mentir respecto a que el "Mi Lucha" de Editorial Solar es la versión más completa y mas confiable que existe para los lectores de la lengua de Cervantes. Dicha edición del "Mi Lucha" es un trabajo de traducción que realizó Miguel Serrano en persona. Resulta que en dicha edición de la obra del más grande estadista de occidente, la palabra racista aparece cientos, sino es que miles de veces, incluso el título de uno de los capítulos contiene la palabra racista: "La Personalidad y la Concepción RACISTA del Estado". Quien haya leído esa edición del "Mi Lucha" (por cierto la versión más completa, fiable, y además escrita por un camarada) seguro recordará haber leído la palabra "racista" hasta el cansancio. A esto, los mantreros melancólicos de su oscuro pasado "nazi" contestan (sin muchas bases por cierto), que la traducción que Serrano hace para "racista" no es fiable, ya que el término que aparece en la edición alemana es "Völkischer" y no "Rassistische" (literalmente "racista" en alemán). Para desilución de los mantreros, resulta que el término "Völkischer" es uno de tantas palabras del idioma teutón que no tiene una traducción literal al español, así como por ejemplo el significado aproximado de la palabra "Weltanschaung" significa "cosmovisión" en español, no puede hacerse una traducción literal del término. Para este tipo de palabras que no tienen una traducción literal es válido traducirlas según lo que evocan. Así pues, que Serrano haya traducido "Völkischer" por "racista" es una traducción apegada a lo que el término evoca en el contexto que se escribió, incluso si nos apegamos a la definición de la Real Academia de la Lengua Española antes citada, es correcta dicha traducción. Ni nosotros ni los mantreros somos peritos en el idioma alemán, así que tanto las conclusiones de ellos como las de nosotros se basan en buena medida en herramientas de traducción de textos. Bajo esta tesitura, utilizando "Google Traductor", al traducir el término "Völkisch" al español se obtiene como resultado: "étnico" (lo cual no es una traducción literal, ya que la traducción de "étnico" al alemán es "ethnisch"), pero en la lista de palabras similares sugeridas por google que aparece en la parte inferior izquierda menciona "racista" cuyo significado en alemán es "rassisstisch" y trae como sinónimos "rassenpolitisch" y "völkisch", es decir, por lo menos el traductor de google considera que "völkisch" es una traducción aceptable de "racista".

Finalmente, rebatiremos el tercer argumento que afirma que: "Nadie llama 'racismo' a sus propias ideas y su única aplicación es a un conjunto de ideas consideradas falsas y malas, entonces no tiene otro uso que como palabra peyorativa". Resulta que a lo largo de la historia de la escena de los grupos nacionalistas, fascistas, identitarios blancos, muchas personalidades y organizaciones se han asumido como racistas. Entre las más destacadas podemos mencionar:

Movimientos ligados estrechamente al Nacionalsocialismo han utilizado los términos "racismo-racista", como el caso del Fascismo italiano que en la publicación oficial "La Difesa Della Razza" (año 1, número 1, 5 de agosto de 1938, p.2), se menciona: "...È tempo che gli Italiani si proclamino francamente razzisti. (Es tiempo de que los italianos se proclamen abiertamente racistas)"; en esa misma publicación se presentaba el "Manifesto Degli Scienziati Razzisti" (Manifiesto de los Científicos Racistas). Nadie podría tachar al Fascismo italiano de basarse en fuentes judías para sus publicaciones.


León Degrelle, líder del Rexismo y combatiente de las Waffen SS en el frente del Este, en ocasión de su famoso discurso "Europa Vivirá", pronunciado en español, el día 30 de enero de 1981, con motivo del XLVIII Aniversario de la llegada al poder del Nacionalsocialismo, en la sede de CEDADE en Barcelona, mencionaba al respecto: "...Nosotros, racistas, sabemos que es la sangre pura la que hace a los pueblos fuertes. Y estas razas blancas fuertes, inteligentes, con poca gente están montando este mundo de Grecia...".

Julius Evola el filósofo italiano, mencionaba en su obra "Orientaciones para una Educación Racial": "...El conde de Gobineau que, desde cierto punto de vista, puede ser considerado como el padre del racismo moderno... Dice sí al racismo aquel en el que la raza vive aún; y por el contrario se opone aquel que buscando coartadas en todos los ámbitos a fin de justificar su aversión y desacreditar el racismo, demuestra que ha sido interiormente vencido por la antiraza... El racismo, lo podemos afirmar sin reservas, se define conforme con el espíritu clásico, ese espíritu cuya característica fue la exaltación de todo lo que tiene una forma, un rostro, una indicación por oposición a todo lo que es informe o bueno para todos o indiferenciado... Con el racismo, los nuevos conceptos de Estado y de nación definidos por el fascismo cambian..." (por mencionar algunos extractos de la obra, misma en la que el término "racismo" aparece cientos de veces), obra en la que uno de sus capítulos se intitula "Campo Histórico del Racismo Fascista".

Savitri Devi, una de las mujeres más representativas del Nacionalsocialismo, escribía en su obra "Recuerdos y Reflexiones de una Aria", lo siguiente: "...En el transcurso de los siglos, ya sea en nombre de una filosofía negadora de la vida, sea en nombre de “necesidades prácticas”, se ha intentado acabar con esta tradición racista... Era un sistema impuesto por la autoridad sin apelación del poder colonial. Nada se podía cambiar. Desde el punto de vista racista ario, no se podía hacer nada, salvo intentar limitar el mal que con seguridad se derivaría de su aplicación... En consecuencia de esto, son los verdaderos racistas los que dan prueba de un mayor grado de tolerancia... Sin duda, los racistas exigen de sus compañeros de armas, de sus correligionarios, una fidelidad absoluta a la fe común. Esto no es “intolerancia”; es una cuestión de orden... Sin duda también el racista está presto a combatir a los hombres que actúan, hasta incluso piensan, en tanto que enemigos de su raza... Pero los racistas no les combaten con vistas a cambiarlos, a convertirlos. Si los enemigos se mantienen en su lugar, y cesan de oponerse a él y a sus hermanos de sangre, el racista les deja tranquilos —porque ellos no le interesan lo suficiente como para preocuparse por su suerte, en este mundo o en otro..." De estos cuantos extractos (en la obra se puede leer la palabra "racista" cientos de veces) de la obra de Savitri Devi, se puede concluír que ella utilizaba la palabra "racismo" comúnmente.
 
 George Lincoln Rockwell, líder y fundador del "American Nazi Party" muy atinadamente escribía en su libro "White Power" (página 281) lo siguiente: "... The people must learn that our race of people can't win by any kind of sneaking-even when it is considered clever sneaking, such as denying that one is a 'racist', and even saying that 'racism is evil'. (La gente debe aprender que una raza como la que conforma nuestro pueblo no puede ganar bajo ninguna estrategia furtiva, aún cuando dicha estrategia sea considerada inteligente, como negar que uno es 'racista', o incluso afirmando que el 'racismo es perverso')"; y en la página 319 de la misma obra escribía: "...The essence of National Socialism is racism, which, in the simples terms, is just the belief that humans differ in excelence of breed exactly the same as all other living things, and the White man is so far the finest breed to appear, while Blacks are the lowest. And as the reader will recall, that is the very first law of Group Living, "BIOLOGICAL INTEGRITY" as I have designated it. (La esencia del Nacional Socialismo es el racismo, el  cual, en términos simples, es sólamente la creencia de que los humanos difieren en la excelencia de la estirpe, exactamente de la misma manera que todos los otros seres vivientes, y el hombre Blanco es por mucho la raza más fina que ha aparecido, mientras que los Negros son la más baja. Y como los lectores podrán recordar, ésta es la primerísima ley de los grupos vivientes, "INTEGRIDAD BIOLÓGICA" es así como lo he designado...)" Lincoln Rockwell no pudo haberlo dicho mejor, además del extracto de su obra se desprende que él se asumía como racista y que además repudiaba las pusilánimes estrategias basadas en el encubrimiento de los verdaderos ideales.

El filósofo y polítizo suizo, Gastón-Armand Amaudruz escribió ampliamente sobre el racismo en su obra "Nosotros los Racistas", en la que menciona: "...Es cierto que la palabra racismo ha sido manoseada, apartada de su concepción verdadera por diletantes o maníacos, y uno se creería bien inspirado al abandonarla. Así, podríamos reemplazar la palabra “racismo” por la de “racialismo” a fin de escapar tal vez a la mala fama. Pero aquello no nos pondría a salvo de una nueva deformación y añadiría al mal de nuestro tiempo (donde el valor y el sentido de las palabras han caído en una confusión penosa), dando al mismo tiempo razón a nuestros enemigos. Además, esta adaptación al medio democrático sería sospechosa desde más de un punto de vista. Luego, la honestidad más elemental exige más bien que establezcamos el significado de la palabra racismo en toda su pureza...". René Binet, quién peleó en la "División SS Carlomagno" escribió un prólogo para la obra de Amaudruz, en el que se menciona: "...Desde hace algunos años, una bandera ha sido desplegada sobre el mundo. No es la de una nación, no es la de un partido, pero sí la de una nueva especie de hombres, armados con un conocimiento nuevo y que pertenecen a todas las naciones blancas: estos hombres son los racistas...".

Otro líder Nacionalista Blanco que se asumía como racista fue David Eden Lane, esto se puede constatar a través de la lectura de su material escrito, por ejemplo, el principio 37 de sus "88 Preceptos" dice lo siguiente: "37.- ... Those, who today control the media and affairs of the Western World, teach that this is wrong and shameful. They label it 'racism.' As any 'ism', for instance the word 'nationalism', means to promote one’s own nation; 'racism' merely means to promote and protect the life of one’s own race. It is, perhaps, the proudest word in existence... (37.- ...Aquellos, que ahora controlan los medios de comunicación del mundo occidental, enseñan que eso es incorrecto y vergonzoso. Ellos lo etiquetan como 'racismo'. Como cualquier 'ismo', por ejemplo la palabra 'nacionalismo', significa promover la propia nación; 'racismo' únicamente significa promover y proteger la vida de la propia raza. Es quizás, la palabra más orgullosa de la existencia...)"; en otro de sus escritos "White Genocide Manifesto" (Manifiesto del Genocidio Blanco), Lane menciona: "...The addition of a suffix such as 'ist' or 'ism' does not demonize a word. Just as a Baptist loves and supports his religion, so a Racist loves and supports his race. The preservation of one's own kind being the first and highest Law of Nature, when the existence of  one's own race is threatened, then racism becomes a Nature ordained imperative of the highest order... (La adición de un sufijo tal como 'ista' o 'ismo' no demoniza a una palabra. Así como un Bautista ama y apoya su religión, así mismo un Racista ama y apoya su raza. La conservación de la propia estirpe, es la primera y más alta Ley Natural, cuando la existencia de tu propia raza está amenazada, el racismo se convierte en un imperativo Natural del más alto orden...)".

                         

Otros Nacionalistas Blancos no tan conocidos también se han expresado en éste sentido. El Profesor de filología, Revilo P. Oliver, tituló a uno de sus artículos como "Righteous Racism" (Racismo Justo). John "Birdman" Bryant, un activista Nacionalista Blanco mucho menos conocido aún, intituló uno de sus textos como "Why I Am a White Racist" (Porqué Soy un Racista Blanco), en el cual se puede leer: "...En la actualidad el término “racista” es usualmente considerado como un insulto, y difícilmente pasa un día sin que algún hombre blanco diga qué tan horrible piensa que es el racismo, o se disculpe por el racismo de sus ancestros... Para empezar, permítannos preguntar lo que usualmente se entiende por el término “racista”—excluyendo, que aquellos a quienes se les aplica son de alguna manera “perversos”. La respuesta se encuentra evidentemente en alguna parte de los siguientes renglones: Un racista es un hombre que le hace honor a su raza, reverencia a sus ancestros, prefiere – como prácticamente todo el mundo-- estar con sus similares, y cree que su herencia genética debe ser preservada, de la misma manera en que los medios liberales creen que un búho en peligro de extinción, los indios americanos, o los aborígenes australianos merecen ser preservado... De ésta definición puede observarse que en realidad no hay nada de malo con el hecho de ser racista...".

 Finalmente mencionamos a Tom Metzger, quien tiene un libro intitulado, nada más y nada menos como "What we Believe as White Racists" (Lo que Nosotros Creemos como Racistas Blancos); además en uno de sus escritos menciona "... Race is our religion -- ala Ben Klassen. Religions have martyrs. I'm not saying that you must set yourself on fire in front of city hall, but those of you who are not deep cover should be known to all in your locale as openly Racist and Proud of it! As we move in that direction you will see more and more White people moving into your orbit. Others will think you're crazy and stay away from you... At least once a week here in Indiana someone comes up to me and whispers: "I am with you, how can I help?" or hands me their phone number and says: "Call, I am ready!"... You must be KNOWN as a Proud White Racist for such things to occur. IT IS UP TO YOU. (La Raza es nuestra religión -- Ben Klassen. Las religiones tienen mártires. No estoy diciendo que ustedes deben de prenderse fuego en frente del ayuntamiento de la ciudad, pero quienes no estén encubiertos deben ser conocidos por todos en su localidad como abiertamente racistas y ¡orgullosos de ello! Toda vez que nos movamos en esa dirección verán que cada vez hay más gente blanca moviéndose en torno a su órbita. Otros pensarán que están locos y se alejarán de ustedes... Por lo menos una vez por semana aquí en Indiana alguien llega a mí y me dice: "Estoy contigo, ¿cómo puedo ayudar?" o me pasan su número telefónico diciendo: "Llámame, ¡estoy listo!"... Ustedes deben de ser CONOCIDOS como RACISTAS BLANCOS ORGULLOSOS, para que ese tipo de cosas ocurran. TODO ESTÁ EN SUS MANOS.)"

En el peor de los casos, suponiendo que el término controvertido haya sido realmente inventado por judíos, lo importante es lo que significa y los sentimientos que evoca. La etimología de racismo se compone por la raíz "raza" y el sufijo "ismo" (que implica movimiento, corriente), lo que define a una corriente o movimiento basada en la raza, y eso es precisamente lo que somos, SOMOS RACISTASSi los Fascistas italianos se asumían como racistas ¿porqué nosotros no?, si George Lincoln Rockwell, León Degrelle, Savitri Devi, Gastón Armand Amaudruz, René Binet, John "Birdman" Bryant,  Julius Evola, Miguel Serrano, se consideraba a sí mismos racistas ¿porqué nosotros no?, si David Lane estaba orgulloso de asumirse como racista ¿porqué nosotros no?, si Revilo P. Oliver hablaba sobre un Racismo Justo, ¿porqué nosotos no),  si Tom Metzger habla sobre lo que creemos los racistas blancos, ¿porqué no vamos a considerarnos racistas?

SOMOS RACISTAS, ¡¡¡RACISTAS Y ORGULLOSOS!!!


EL ÚNICO IDEAL INCORRUPTIBLE.

A principios del nuevo milenio parecía que el Nacionalsocialismo se había puesto de moda, con el advenimiento de internet las agrupaciones alrededor del mundo empezaron a tender lazos entre sí, pero así como el internet trajo muchos beneficios al movimiento también le trajo dolores de cabeza. Gracias a la red y a que la información contenida en ella puede llegar a cualquier rincón del mundo, empezaron a proliferar las agrupaciones morenazis. Ahora, en la segunda década del nuevo milenio parece que el "boom" del Nacionalsocialismo llegó a su fin, para ser reemplazado por una nueva "estrategia" (moda): el nacionalismo blanco a secas encabezado por "neonazis" de clóset, también conocido como "Operación Mantra", "pro blanquismo", "nacionalismo blanco", "orgullosismo blanco", etc. Esta situación no es nueva. A lo largo de la historia del movimiento (desde que el Nacionalsocialismo apareció bajo la luz de la historia) han  surgido facciones que han hecho el orgullo a un lado y han comprometido su dignidad para según ellos "mejorar la estrategia a seguir". Desde la aparición del Nacionalrevolucionarismo de Niekisch (criptomarxismo), hasta la llegada a la escena de "Operación Mantra" sólo ha habido una constante: Nacionalsocialistas y los demás.

Ian Stuard Donaldson, fundador de Blood & Honor, con motivo de la ruptura con el National Front inglés a causa de que el partido se había escindido en dos facciones (una de ellas criptomarxista y multiculti), y de que el NF le había pedido bajar el perfil, declaró en una publicación "Nosotros somos el único ideal incorruptible". Blood & Honor continúa existiendo, y lo más importante, sin haber comprometido su orgullo y los ideales en los que está basado.


Las modas pasan, los ideales son eternos. No importa cuanto presionen los mantreros para sacudirse al Nacionalsocialismo, se lo sacudirán ellos, nosotros no. No tenemos porque asumir una faceta hipócrita ante nadie, ni hacernos los "buena gente" para incrementar a nuestros adeptos.  No nos da vergüenza aceptar lo que somos. A fin de cuentas, nosotros sabemos que entendemos bien el movimiento, en cambio hay otros que lo más que hacen es copiar las cosas sin saber ni siquiera sus orígenes, y a lo mucho "traducir" movidas de otros países que ni siquiera se ajustan a la realidad de éste país ¿Acaso esos paladines de la raza blanca saben quien adoptó la cruz celta (símbolo que usan hasta el cansancio) para el movimiento?, ¿acaso saben quien fue Ioannis Metaxas?, ¿quién fue Ramiro Ledesma Ramos?, ¿saben qué fue el Groupe Unión Defense o qué fue Joven Europa?, ¿acaso saben quién fue Jack Marchal?, ¿saben quién es Gianluca Iannone?, ¿saben quién fue Jean Thiriart?, ¿saben quién es Gerdhard Lauck?, ¿saben quién es Ben Klassen?...

Con todo lo expuesto, no debe concluirse que somos una especie de antitesis en todos los sentidos, de los "orgullosistas blancos". Ellos sustentan su forma de proceder en el amor a la raza. Nosotros también. Pero, el amor a la raza está acompañado de odio hacia nuestros enemigos, así como dice la canción "Odio" de Dramattic Battle: "Amor y odio van de la mano, como uña y carne tan distintos como claros... Si vives amas, si amas odias, ésta es la ecuación que cambiará nuestra historia... Su tolerancia es pura demencia y contra ella toda nuestra intransigencia...".





UNA VISIÓN A FUTURO. EL REICH QUE DURARÁ MIL AÑOS.

Hitler prometió que el Reich que construía duraría mil años... Nosotros creemos que no fue una promesa en vano. El reich de mil años vive en nosotros, en todas aquellas personas que nos asumimos como Nacionalsocialistas y defendemos el ideal. Ahí donde haya un Nacionalsocialista habrá Nacionalsocialismo.

Visión Blanca transita por una época de cambios, cambios positivos que nos consolidan. El propósito de éste artículo era el de marcar un estilo renovado y esperamos haberlo logrado. Queremos traer la cabeza revolucionada como los futuristas. En un futuro próximo estaremos subiendo artículos contemporáneos y de interés para el movimiento, así como también se anunciarán grandes cambios para Visión Blanca durante el transcurso del año.

En una época donde los "hippiekillers" se convierten en "hippielovers" hay que mantenerse firmes. EN VISIÓN BLANCA SOMOS ORGULLOSAMENTE NACIONALSOCIALISTAS Y RACISTAS, Y NO NOS DA PENA ACEPTARLO. 

Como decía Miguel Serrano: "Sólo hay que hacer caso a lo que el Führer dijo, fuera de eso, nada".

Nos despedimos con unas palabras del mismo autor, extraídas de su libro "Adolf Hitler, El Último Avatara": "En torno al Búnker de Berlín combaten hasta los niños. Serán estos héroes inmortales allí los que hoy retornan en otra Ronda, para continuar el combate heroico contra el enemigo de su linaje. no de otra manera podría explicarse el hecho de que en todo el mundo los jóvenes "nazcan hitleristas". Resistiendo la propaganda gigantesca, la educación y hasta la presión familiar. Ellos son hitleristas, han nacido así. Yo creo que son los héroes que allí, junto al Búnker de Berlín, entregaron sus vidas y que ahora regresan para seguir luchando y esperar el retorno del Último Batallón, con el Führer Adolf Hitler, para librar todos juntos, el combate que cerrará la Época Más Oscura, el Kali Yuga".





Discurso de Pedro Varela en Argentina: "...Hay que luchar porque hay que luchar, no hay una explicación, hay que luchar porque hay que luchar, es por el imperativo categórico, es decir, no hace falta que nos espere al final la victoria o que nos espere una hoguera en llamas. Hay que luchar, sencillamente. Todos habéis conocido por una forma u otra, unos habreis llegado al Nacionalsocialismo o al conocimiento del nacionalismo, o del patriotismo, a través de la simpatía a esa elegancia, a esa mística del soldado alemán, de las divisiones SS, de las divisiones de voluntarios europeos con una gran disciplina, que de alguna forma en el chico de diez, doce, trece, catorce años, todavía no envenenado por la propaganda del sistema, con una memoria genética y con una llamada del norte pura, descubre en esos derrotados, en esos vencidos, en esos condenados, por ser los malos de la película, algo que le une a su propia alma, y de ahí muchos jóvenes han llegado a nosotros...".

¡¡¡PODER BLANCO!!! 

ME LLAMAS NAZI Y ESTOY ORGULLOSO DE ESO, ME LLAMAS RACISTA Y LO GRITO EN ALTO.


¡¡¡IN HOC SIGNO VINCES!!!
_______________________________________________________

Para ver las notas a pie de página, favor de dirigirse a: Notas a Pie de Página: El Triunfo de la Voluntad. 

2 comentarios:

  1. Un escrito osado y directo, eso es innegable.

    En uno de los párrafos se menciona una obra llamada "Nuestra visión" de Ricardo Urista, que ha despertado mi interés. ¿Podrían informarme de cómo puedo acceder a ella?.

    Un saludo desde España.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado "Peninsular":

      Antes que nada una disculpa por habernos tardado en responder. Efectivamente en el artículo se menciona dicha obra, la misma es un trabajo del camarada Ricardo Urista que actualmente se encuentra en proceso de revisión. La misma ya está registrada ante derechos de autor, pero todavía no está terminada debido a que se le han tenido que realizar muchas ediciones. En cuanto la obra esté terminada procederemos a subirla mediante formato PDF, ya que por el momento no hay casa editorial que esté interesada en publicarla.

      Eliminar